PROPONEMOS DESARROLLAR LA ACTIVIDAD TURÍSTICA EN LA CIUDAD BAJO LOS PRINCIPIOS DE SUSTENTABILIDAD Y COMPETITIVIDAD.

Promoción turística

. Promocionar a la ciudad capital como punto turístico de la provincia y como eje para visitar los diferentes departamentos y bellezas naturales del interior provincial.
· Desarrollar y promocionar fiestas populares y eventos deportivos y culturales, a través de un calendario unificado con la provincia.
· Promover el trabajo conjunto entre las áreas encargadas de ejecutar las políticas de turismo en la provincia y la Cancillería para la participación en ferias y eventos internacionales.
· Aprovechar la magnitud nacional e internacional de la Fiesta Nacional del Poncho como una de las principales Fiestas Populares de Interés Turístico del país, con el fin de atraer turistas a nuestra ciudad, brindándoles las mejores alternativas de turismo.

Desarrollo económico e inclusión social

· Reafirmar el turismo como política de Estado en la Ciudad.
· Reconocer y defender la actividad turística como eje central para la creación de empleo, la generación de valor agregado y divisas, la redistribución del ingreso y la atracción de inversiones.
· Acompañar y fortalecer a los prestadores y emprendedores turísticos Pyme, facilitando el acceso a fuentes de financiamiento, transfiriendo herramientas o insistiendo en la incorporación de capacidades de gestión, digitales, etc.
· Garantizar el derecho al turismo de los sectores vulnerables, generando una oferta de destinos y propuestas de turismo social, favoreciendo no sólo a la demanda sino también a la oferta en épocas de temporada baja.

Infraestructura turística

· Fomentar la inversión pública y privada en infraestructura y servicios turísticos e incentivar la inversión extranjera directa en el desarrollo de proyectos turísticos en nuestra ciudad.
· Priorizar la infraestructura como una variable clave para el ordenamiento y dinamización territorial del desarrollo turístico, a partir del involucramiento de un mayor volumen de recursos públicos, de la promoción de formas reguladas y auditadas que permitan hacer frente a obras de gran envergadura que favorezcan la productividad, una mayor integración regional y un incremento en la calidad de vida de las comunidades locales.
· Promover una política fiscal que incentive la inversión privada con el fin de mejorar la estructura turística.