PROPONEMOS IMPULSAR UNA ESTRATEGIA DE PROTECCIÓN Y EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO DE LA PRIMERA INFANCIA

El desarrollo para la primera infancia requiere profundizar el trabajo sobre las condiciones familiares, comunitarias e institucionales, desde un abordaje integral, a partir de la construcción de entornos protectores de los Derechos de niñas y niños. Ello se logra desde el fuerte impulso de todo un gobierno tras una premisa: promover y proteger a los niños y niñas como sujetos de derecho, con el Estado complementándose con otros actores que cuentan con experiencia, conocimiento y herramientas, como las Organizaciones de la Sociedad Civil, las Universidades, las Asociaciones Profesionales, entre otras.

La protección integral de la primera infancia, en el espíritu de la Convención sobre los Derechos del Niño, requiere implementarse mediante políticas públicas que garanticen su derecho a desarrollarse “hasta el máximo de su potencial.

Por ello, proponemos impulsar una política pública destinada a la Primera Infancia. La estrategia está centrada en 7 ejes de acción que, desde una perspectiva de ampliación de derechos, promuevan el Desarrollo Infantil Temprano y aseguren su protección a lo largo de la vida.

·1. Construir acuerdos MUNICIPIO-PROVINCIA para potenciar los mecanismos de promoción y protección de Derechos de la Niñez, como punto de partida en la implementación de Políticas de Desarrollo Infantil Temprano Integral.
2. Impulsar campañas de sensibilización, sobre la importancia de la nutrición, vínculos y entornos, de acuerdo a cada etapa del ciclo de vida.
3. Establecer acciones de promoción, protección y continuidad de la lactancia materna, como alimento principal y fundamental en la primera etapa del ciclo de vida.
4. Desarrollar estrategias destinadas a las familias que, con un enfoque de género, promuevan condiciones para que las mujeres -adolescentes, jóvenes y adultas- puedan
transitar de forma segura y responsable su maternidad, desde la etapa de la pre concepción y hasta los 2 años posteriores al nacimiento.
5. Fortalecer los espacios de cuidado infantil y atención de la salud, con énfasis en las condiciones y parámetros de calidad.
6. Generar procesos de formación para todos los actores claves involucrados en la implementación de las Políticas de Desarrollo Infantil Temprano.
7. Impulsar la extensión de la licencia por paternidad a 45 días