CARACTERIZACIÓN DEL PROBLEMA:

Los neumáticos en general y el neumático fuera de uso (NFU), son un residuo que se genera en cantidades importantes y que a nivel país no cuenta con el tratamiento adecuado.

Los neumáticos son un auténtico atentado contra el entorno. Su material (caucho) y su masiva fabricación los convierten en un problema medio ambiental de primer orden en todo el mundo, pues no siempre se reutilizan, aunque también es cierto que su reciclaje cada vez es más común e imaginativo.

Este residuo está compuesto por caucho, negro de humo, fibras textiles, acero y otros aditivos, con dos propiedades que lo hacen un residuo particular: tiene un alto poder calorífico y mucha estabilidad química.

El destino de los neumáticos usados constituye hoy uno de los graves problemas ambientales y de salud pública que no tienen solución a mano. Los neumáticos fuera de uso ocupan gran cantidad de espacio, su generación se multiplica de conformidad a la masividad del uso de los sistemas de transportes urbanos (autos, motos y colectivos), rurales, industriales, etc.

Su abandono en baldíos, fondos de viviendas y otros lugares similares hace que en sus recámaras se junte agua y se facilite la propagación de enfermedades infecciosas a través de los insectos que se crían en ese caldo de cultivo o la quema de los mismos genera humo toxico para las personas y altamente contaminante para la atmosfera y el ambiente en general.

La acumulación de neumáticos en acopios de gran volumen son un riesgo para los habitantes cercanos -y sus viviendas- por la posibilidad de incendios. Un neumático ardiente es muy difícil de controlar y extinguir.

A menudo, para acabar con estos residuos se queman, en ocasiones en hornos industriales, pero es evidente que trasladar la contaminación a la atmósfera en forma de grandes cantidades de sustancias tóxicas es crear otro problema.

La solución tampoco es almacenarlos. Su almacenamiento acaba siendo también sinónimo de polución por su degradación química pues, si bien no son biodegradables, sí experimentan una peligrosa descomposición parcial que contamina lo suyo.

Existen dos categorías básicas de neumáticos:

NFU: proveniente de vehículos urbanos (de calle). Son los neumáticos desechados tras su uso en bicicletas, motos, automóviles, camionetas, camiones, etc. Sus dimensiones son muy variadas, y su peso va desde 1kg a 70kgs por unidad.

Fuera de Ruta (OTR): Son los neumáticos utilizados en vehículos que -en el desarrollo de su actividad- no transitan por calles, caminos o rutas públicas. Son de gran porte y peso (pueden llegar a un diámetro de 4 metros y a más de 4,000 kg de peso por unidad). Los más grandes se utilizan en la minería, y también están presentes en la construcción, la industria vial y la agricultura.

En la provincia de Catamarca los neumáticos urbanos y los OTR (neumáticos de gran tamaño usados en vehículos fuera de ruta) son difíciles de recolectar y acopiar por los elevados costos y dificultades que esto conlleva. A modo de ejemplo y para dimensionar un poco la problemática podemos mencionar que Catamarca cuenta con el yacimiento minero bajo la alumbrera que concentra 12.000 toneladas aproximadamente de este tipo de pasivo ambiental.

La minera Bajo La Alumbrera, comenzó sus operaciones en 1997 y es la explotación minera de gran escala -en operación- más antigua del país, lleva acumulados más de 3.500 neumáticos OTR de 3.5 metros de diámetro y 3.5 toneladas de peso cada uno. Esto hace un total de por lo menos 12.250 toneladas. Además, en terreno se pueden verificar unas 5.000 toneladas adicionales de desechos de caucho de distinto origen (neumáticos de camionetas, camiones y auto-elevadores, bandas de cintas transportadoras, lineras de maquinaria minera, etc.). Las 17.250 toneladas de caucho en poder de Alumbrera equivalen a 3.1 millones de neumáticos ordinarios.

CATAMARCA

En Catamarca se encuentra vigente la ley 5359 que promueve el reciclado y la reutilización de este residuo para convertirlos en granulo de caucho sintético, producto este aprobado, sumamente confiable y seguro; como así también prohíbe en todo el territorio provincial, la incineración de neumáticos a cielo abierto en la vía pública, como así también su disposición final en ríos, lagos, embalses naturales, terrenos baldíos, veredas de gomerías, tierras fiscales, e invita a todos los Municipios de la Provincia de Catamarca con Carta Orgánica, a adherirse a la presente Ley.

Aplicaciones y usos del caucho granulado:

En la actualidad se pueden utilizar diversos métodos para la recuperación de neumáticos y la destrucción de sus componentes peligrosos. Las operaciones de reutilización, recauchutado y reciclado de neumáticos usados representan una importante oportunidad para la creación de industria y tecnología, así como un importante yacimiento de nuevos empleos.

Múltiples son los ejemplos en los cuales pueden utilizarse, bien los neumáticos totalmente enteros o sus flancos y banda de rodamiento: parques infantiles, defensa de muelles o embarcaciones, rompeolas, etc., o más directamente relacionado con los neumáticos, barreras anti-ruidos, taludes de carretera, estabilización de zonas anegadas, pistas de carreras, o utilizaciones agrícolas para retener el agua, controlar la erosión, etc.

Triturado Mecánico:

Es un proceso puramente mecánico y por tanto los productos resultantes son de alta calidad limpios de todo tipo de impurezas, lo que facilita la utilización de estos materiales en nuevos procesos y aplicaciones.

La trituración con sistemas mecánicos es, casi siempre, el paso previo en los diferentes métodos de recuperación y rentabilización de los residuos de neumáticos.

Este concepto incluye la fragmentación del neumático en gránulos (GTR, Caucho de Ruedas Granulado) y separación de componentes (acero y fibras) y desvulcanización o no. Ejemplos de uso son: materiales de relleno en productos de caucho, modificadores de asfalto, superficies de atletismo y deportes, y productos moldeados y calandrados.

Lo que se pretende es incrementar la calidad y consistencia del GTR, y ello conducirá a un reciclado del material mucho más extenso.

Una aplicación realmente interesante para caucho granulado es la aplicación como parte de los componentes de las capas asfálticas que se usan en la construcción de carreteras, con lo que se consigue disminuir la extracción de áridos en canteras. Las carreteras que usan estos asfaltos son mejores y más seguras.

Dependiendo del sistema adoptado se pueden emplear entre 1000 y 7000 neumáticos por kilómetro de carretera de dos carriles, cifras tan elevadas colocan a la reutilización en pavimento asfáltico como una de las grandes soluciones para emplear los neumáticos fuera de uso.

La goma granulada es la goma triturada en pequeñas partículas (menos de 3/8 de pulgada) libre de acero y las fibras que se obtiene del neumático.

Esta goma granulada tiene múltiples usos, uno de los cuales es el mencionado anteriormente, también pueden ser para hacer nuevos productos tales como correas y mangueras para automóviles, cañerías de irrigación, barreras de sonido para autopistas y varios productos moldeados, pistas de carrera, caminos para footing y plazas de juegos infantiles pueden ser mejoradas con una capa de miga de caucho,para introducir en los pelos de la alfombra de césped sintético de las canchas de fútbol, para superficies deportivas, como canchas de tenis, pistas de atletismo, base para canchas de hockey, baberos de camión, conos de señalización y seguridad vial, etc.

PROPUESTA

Desde CATAR proponemos articular la interacción de las partes involucradas para la implementación de un sistema integral tendiente a la prestación de un servicio de tratamiento y disposición final de cauchos en desuso de tipo ambiental, con procesos mecánicos y sin participación de agentes químicos.

En este caso se priorizaría el re-uso de los neumáticos, partiéndolos al medio y reutilizarlos con el fin de obtener caucho granulado.

Este producto, de alta demanda en el país, puede ser destinado a múltiples usos como mencionáramos en los párrafos que anteceden, tales como instalaciones deportivas y, en menor proporción, como materia prima para la producción de pisos de goma, burletes, baberos de camión, conos de señalización, etc.

Como dato a tener en cuenta sobre el potencial económico de este tipo de actividad y residuo, podemos brindar información actual al respecto, mencionando que hoy el mercado argentino importa entre 3,000 y 8.000 toneladas por año de caucho granulado para uso en instalaciones deportivas y de existir en Catamarca una planta de éste tipo generaría la sustitución de importaciones.